29 abr. 2009

LOVE LOVE LOVE.


AMOR. Todos hablamos de el, pero... ¿De verdad sabemos lo qué es? me propuse buscar diferentes opiniones pero no encontré más que definiciones subjetivas, opiniones como las muchas que podemos encontrar en charlas con nuestros amigos, nuestra familia o en fin la opinión de alguien más como todos nosotros. Es más que obvio que si te fue mal en el amor lo que pensás sobre el no va a ser muy favorable que digamos, pero si de verdad fuiste afortunado en todo este lío de enamorarse, sin dudas que vas a pintar al amor como lo mejor del mundo y como la felicidad eterna y desinteresada.
En la mitad de esta "reflexión", por asi decirle, puedo darme cuenta que ya estoy equivocada, me basé en hablar sobre el amor romántico, el amor pasional. Dejando de lado al amor por la familia, por Dios, por la naturaleza, por los animales, por nuestros amigos! . Pero entre nosotros y a decir verdad (aunque suene muy audaz) ¿A quién le importa el amor hacia esas "cosas secundarias"? No digo que seamos seres sin sentimientos hacia los demás, no digo que no nos importe Dios, nuestra familia y ni hablar nuestros amigos; nada más pienso que, por ejemplo, el famoso mal de amores, no se produce por haberse peleado con papá o mamá, con un amigo, o por no estar de acuerdo con lo trascendente, especificamente con lo relacionado a lo religioso y todos sus derivados. No quiero poner en duda la importancia de todas las "clases" de amor que puedan exisitir, pero... ¿Quién me puede negar que sufrir por amor no hace referencia a ese amor que no nos deja dormir? a ese amor que nos lleva a hacer locuras, a ese amor desinteresado, ese amor que no prejuzga, que no se fija en los mínimos detalles. El amor que juega el papel del motivo de nuestros días, pensar en si lo vas a ver, pensar si están haciendo bien las cosas, en fin, no sé ese amor por el cual estamos pendientes las veintitres horas del día ( vale aclarar que la hora que resta la usamos justamente en soñar con esa persona). Si bien para mi el amor es la base de nuestra existencia y supongo que muchos de ustedes opinan igual, me gustaría dejar de lado lo romántico y vivir un poco más con el amor de mi familia, de mis amigos, de ÉL que nos dio la vida. Me lo he propuesto, pero definitavemente no nacimos para estar solos, nacimos para amar... más alla de que todo ese amor que tenemos por dar no llegue a buen puerto, yo sé que todos tenemos a esa mitad que nos falta, ese alma que también vaga buscandonos, que también necesita un complemento, pero sobre todo que también necesita ser amado.

1 comentario: