17 abr. 2009

Decisions.

Es cuestión de tiempo. La cosa es que yo me cansé de darle tiempo al tiempo, no sé, a veces cansa tener que esperar por lo que uno más quiere. No entiendo porque tenemos que disponer de tiempo para tener eso (o a esa persona) que tanto queremos, que tanto necesitamos, que tan bien te haría tenerlo con vos. Hay tantas cosas que quiero, pero tantas, tantas y tantas que me parece que no voy a conseguir ninguna, voy a tener que elegir, y justamente, tomar decisiones no es lo mío. Porque para tomar decisiones hay que luchar entre lo que la cabeza piensa y el corazón siente, y eso es totalmente en vano: el corazón va a salir ganando, y eso no va a cambiar. Pero ojo, a mi me gusta que sea así, que se yo, siempre me deje guiar por lo que sentía y no me ha ido tan mal, salvo ahora, que voy a tener que recargar las pilas y ponerme en marcha.
Que tema las decisiones.. no me gustan, no me gusta tener que elegir las cosas, no puedo, soy muy básica, me quedo con lo lindo, con lo que me gusta y me olvido de mirar los detalles, o ver si tiene imperfecciones (sabes las veces que esos detalles te juegan en contra?). Odio tener que elegir entre lo que quiero o no quiero, entre lo lindo y lo feo, entre lo bueno, lo malo, y todísimas las cosas que haya que elegir. Pero bueno, peor sería no poder elegir no? Ven, soy una extremista, no me conformo con nada, voy de un extremo al otro, igual me parece que todos somos así, o al menos, la mayoría. Cambiemos un poquito, tal vez es mejor que nos quedemos con lo poquito que tenemos y no andar perdiéndolo por ahí por querer buscar eso que queremos (o a esa persona, vuelvo a repetir) y quedarnos totalmente vacíos. Pero también es muy cierto que si no arriesgas no ganas. Se dieron cuenta no? doy mas vueltas que un perro para echarse, así que si sos como yo, que no sabes que hacer o no sabes para que lado agarrar,
bienvenido/a al club.

No hay comentarios:

Publicar un comentario