21 abr. 2009

Feeling, thinking.

A lo largo de la historia la razón y el corazón no han podido llevarse bien, es por eso que siempre estamos en esa duda de si debemos ¿pensar o sentir? Muchas veces un "hace lo que sientas" no nos da una solución a lo que nos angustia. Es que se hace difícil escuchar lo que te dice él, tu corazón.
Y aunque la razón nos ponga un freno, prefiero seguir al corazón, prefiero sentir a pensar, aunque muchas veces eso me juegue en contra. Después de todo es ese el sentido: Poder buscar el equilibrio entre mente y alma. Si nos ponemos a pensar.. el corazón actúa por razones que la razón no conoce. Y la razón ¿por qué actúa? Simplemente para bajarnos a la tierra y que vivamos un poco más en esta realidad? No se, pero acá decido yo y yo elijo seguir sintiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario