30 may. 2009

La solución en vos está.


Tan difícil es que las cosas sean como realmente queremos? no entiendo porque tenemos que pasar una y otra vez por lo mismo. El por que nuestro estado tiene que depender de alguien, algo, circunstancias, hechos que se hacen o simplemente que no. No es que no lo entienda, lo hago. Tal vez lo que no pueda hacer, es aceptarlo. Creo que si pasaste por algo muchas veces y no te fue bien, lo mínimo que queres es que las cosas empiecen a ser buenas. Que te ilusionen, si, aunque duela. Que sean capaces de alimentar el deseo de poder concretar algo que tal vez, muchos en su momento ni siquiera pensaban que se podía llegar a cumplir. Pero si, siempre se puede. Se puede cuando ponemos voluntad, cuando sacamos lo mejor de nosotros mismos, cuando sabemos que damos todo por algo, por más insignificante que sea. En casos asi, siempre se puede. El problema llega cuando no se trata de nosotros mismos, sino de alguien más. De alguien que tal vez no tiene el valor suficiente para luchar por lo que quiere, de alguien que tiene miedo a fracasar, alguien que tiene miedo al no, o al si. Alguien que tal vez podemos ayudar, darle un empujon, o hasta hacer 'eso' por el. Pero no, porque la historia no se trata de eso. Creo que todos buscamos cosas nuevas (o viejas, lamentablemente) que nos hagan bien, y que nos hagan ser seres plenos y dichosos de decir 'por fin, puedo decir que estoy bien'. Pero bueno, volvemos a las frases de siempre, a que todo pasa por algo, a que las cosas buenas se hacen esperar, pero que lo que realmente es bueno pasa en un abrir y cerrar de ojos. Que lo que empieza rápido, asi termina... Y muchas más, que creo que todos estamos cansados de escucharlas. Llega un momento en que nos cansamos de frases armadas, por seres que tal vez no pasaron ni la cuarta parte de cosas que nosotros si. Por eso empezamos a buscar respuestas nuevas, salidas que nadie ha descubierto, y queremos superar las situaciones de maneras heróicas, que muy pocas veces llegan a buen puerto. Es asi, que siempre volvemos a lo mismo, a creer en palabras de un alguien que nunca conoceremos. A buscar consejos en aquellos que pueden ponerse en nuestro a lugar, a descargarnos, a llorar, y a volver a sentarnos mirando la vida pasar, esperando por lo bueno... o por lo malo. Porque tendré la incertidumbre de muchas cosas, pero si de algo estoy segura, es de que en la vida... todo llega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario