9 mar. 2010

Si no tienes miedo a caer, podrías subir de dos en dos las escaleras. Tu problema es que el Mundo y sus promesas te dan vértigo. Tómate tu tiempo antes de lanzarte, ¡Pero lánzate!

No hay comentarios:

Publicar un comentario