4 ene. 2011

Pero un ya no te quiero como tu quieres es difícil de cambiarlo. Sobretodo cuando va impreso en tus ojos, y cuando mis lágrimas ya no te duelen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario